sábado, 23 de agosto de 2008

Un Sitio en la Cumbre... de Félix Cortés..


Dos Clases de Felicidad...

La Felicidad tiene dos caras. Una se llama felicidad natural y otra felicidad espiritual. Felicidad natural es disfrutar de buena salud, de bienestar físico; es gozo que se experimenta cuando hemos logrado realizar algo por lo cual hemos luchado. La felicidad natural es gozar de la amistad, del amor, de la buena música, la comida, la lectura y la contemplación de la naturaleza. Es estar tan bien como sea posible y contentarse con eso.

La felicidad espiritual es la seguridad de tener la conciencia limpia. Es la seguridad de estar en paz con los demás, con Dios y con nosotros mismos. Los psicólogos dicen que el desarrollo y funcionamiento armonioso del cuerpo, la mente y el alma constituyen la felicidad. Es entender y practicar el principio de cooperación que, segun el gran psicólogo Adler, es el sentido de la vida.
Esto quiere decir que no podemos ser felices en el egoismo. Sólo podemos ser felices cuando contribuimos a la felicidad de los demás. No te lances, pues, a la búsqueda de tu propia felicidad. Es inalcanzable por ese camino. Busca más bien, la vida sana, limpia, pura, llena de interés y amor por los demás. Si haces esto, hallarás, como un subproducto no buscado, tu propia felicidad. La felicidad deriva, casi automáticamente, de una conducta social libre de egoísmo y llena de amor.
Quise compartir esta lectura para que sirva de reflexión en vuestro caminar...